Cómo hacer una auditoría SEO de tu página web

Inicio » Marketing » Cómo hacer una auditoría SEO de tu página web

Cómo hacer una auditoría SEO para tu página web

por Joan Vilatuba/ Comunicación y Marketing

La página web de tu empresa es el mejor escaparate para ofrecer tus productos y servicios, pues te permite llegar a una infinidad de posibles nuevos clientes. Tener una buena web abre muchas oportunidades, pero es cierto que en la actualidad es todo un reto que ésta sea visible. El SEO es una de las maneras más destacadas para hacer destacar tu página web por encima de todas las demás y es muy importante tenerlo cuidado y actualizado. ¿Pero cómo se puede saber si el SEO aplicado es correcto? Para ello tu mayor aliado es la auditoría SEO.

La auditoría SEO es una forma de examinar el estado actual del posicionamiento orgánico de la web y ver todos los aspectos que influyen. Una buena auditoría SEO, además, debe identificar los puntos de mejora y proponer una serie de acciones a ejecutar.

¿Porqué debería hacer una auditoría SEO?

Si realmente se quiere mejorar en el posicionamiento orgánico de la web, primero se debe saber cuál es el estado actual y un buen diagnóstico de lo que se está haciendo bien, pero sobre todo donde más se está fallando. Hacer una auditoría SEO comporta una serie de ventajas y son las siguientes:

  • Información es poder. Saber exactamente en qué estado está tu página web te ayudará a tomar decisiones más acertadas y planificar una serie de acciones de mejora, por lo que hace el trabajo más eficiente y focalizado.
  • Medir la salud de la web. ¿Notas que tu web no arranca? ¿Tu tienda online no vende lo suficiente? Una auditoría SEO es fundamental para identificar aquellos apartados que necesitan trabajo y atención para impulsar el rendimiento de tu web.
  • Conocer la reacción de tus usuarios. La auditoría te ayudará a comprender mejor el comportamiento de tu usuario y, por lo tanto, ajustar las acciones para poder mejorar la experiencia.

En resumen, si realmente quieres impulsar la visibilidad de tu web la auditoría SEO es tu principal aliada para tener el conocimiento y la información necesaria para ejecutar las acciones que catapultarán el rendimiento.

Cómo hacer una auditoría SEO paso a paso

Antes de empezar, cabe recalcar que para realizar una buena auditoría SEO es necesario contar con varias herramientas en nuestra disposición para poder sacar los datos y poder elaborar un informe completo. Nosotros usamos herramientas como Semrush, Screaming Frog o Moz, pero también son muy útiles aplicaciones propias de Google como Analytics o Search Console. Ya hablamos de estas herramientas de Google para el análisis web en un artículo anterior del blog.

Visión general de indexación y visitas

Primero de todo, debes comprobar qué páginas se indexan, es decir, qué páginas de nuestra web se muestran en el buscador. Para ello hay que ir a Google Search Console y en el apartado de «Páginas» se obtiene toda la información sobre las páginas indexadas. Otra forma para ver si tus páginas se muestran es escribiendo site:tusitio (por ejemplo, site:takarastudio.com) en la barra del buscador de Google y todos los resultados son páginas que se han indexado.

Una vez sepas qué páginas se muestran, es importante saber cuantas visitas reciben. Para ello cuenta con Google Analytics y Search Console que brindan mucha información valiosa e importante al respecto: cuantos usuarios entran a la web, a través de qué canales, qué páginas son las más y menos visitadas, el número de clics e impresiones tiene la web en los resultados de búsqueda…

Revisa problemas de SEO técnico

El SEO técnico es uno de los muchos aspectos del SEO que se centra en la optimización técnica de la web. Aquí, de nuevo, Google Search Console es una herramienta imprescindible.

  • Allí puedes observar el sitemaps de tu web, que indica a los motores de búsqueda las URL que se deben indexar y ver si falta alguna URL que consideres relevante.
  • También puedes ver qué páginas están desindexadas y los motivos, los cuales no aparecen en las búsquedas. Es importante echarle un vistazo frecuentemente para ver si hay alguna anomalía y ver si realmente las URL desindexadas son las adecuadas.
  • Otra funcionalidad muy útil es identificar las páginas con error 404 que penalizan el posicionamiento, de esta manera poder corregir esos errores con una redirección.
  • Finalmente, otro aspecto a comprobar es si el certificado de seguridad HTTPS está bien integrado en toda la web.
  • El SEO técnico abarca muchos más aspectos, pero estos son los más importantes y básicos a tener en cuenta.

Comprueba la optimización web y velocidad de carga

Uno de los grandes motivos que lastra el posicionamiento orgánico es una pobre optimización y una lenta velocidad de carga web. Muchos estudios indican que si una web tarda más de 3 segundos en cargarse, más de la mitad de los usuarios abandonan la web, provocando efectos muy negativos en el posicionamiento. Por eso es tan importante que en la auditoría SEO se mida este parámetro.

Para tener una idea aproximada del rendimiento de la web puedes usar Google PageSpeed. A través de una puntuación y un diseño muy visual te muestra de forma muy directa qué secciones de la optimización web hay que mejorar. Además, te muestra los resultados tanto en la versión de ordenador como la versión móvil por separado para ver en qué dispositivo sufre más tu web.

Estudia la arquitectura web

Aquí revisa si la arquitectura web es la más óptima posible, es decir, si la arquitectura de enlaces está bien planteada. Aquí tienes que ver si todas las URL de las páginas se pueden acceder en pocos clics para hacerle el recorrido al usuario lo más fácil posible. Comprueba que el menú de la web y enlaces internos hacen la navegación de la web sencillo y puedas acceder a todo el contenido lo más rápido posible.

Otro aspecto vital a tener en cuenta son los encabezados SEO de todas las páginas. Los encabezados SEO son títulos que ayudan a ordenar, jerarquizar y facilitar la lectura del contenido de la web como también permite al robot de rastreo de Google a comprender el tipo de contenido que se va a encontrar. Hay varios tipos de encabezados que marcan la importancia de cada título:

  • Encabezado H1: es el más importante y aquí se debe incluir la palabra clave más relevante que defina el contenido de la página. Solo tiene que haber un H1 en cada URL y estar situado lo más arriba posible del contenido. 
  • Encabezado H2: son muy útiles para incluir palabras clave importantes y long tail para ayudar a posicionar la página y dar contexto a todo el contenido. Se puede colocar varios en una misma URL.
  • Encabezado H3: su impacto en el SEO es menor, pero pueden ser convenientes para colocar palabras clave nicho o hacer listados.
  • Encabezados H4, H5 y más: existen más tipos de encabezados, pero su impacto en el SEO es tan bajo que no se suelen usar excepto en casos muy específicos.

En la auditoría SEO se debe revisar que todas las URL tengan al menos 1 H1 y algún H2 y que contengan palabras clave relevantes. Para realizar esta enorme tarea, la herramienta Screaming Frog, es muy recomendable.

Verifica las palabras claves a posicionar

A la hora de posicionar tu web es importante saber qué palabras clave son las más importantes para nuestra web. Para tener más posibilidades debes saber con qué términos los usuarios te buscan, descubren y hacen clic. También hay que hacer un trabajo de identificar palabras clave que sean interesantes posicionar para que los usuarios les sea más fácil encontrarnos.

Para hacer este estudio puedes usar Keyword planner de Google Ads, Semrush o Ubersuggest. A la hora de seleccionar una palabra clave debes tener en cuenta varios factores:

  • Tipo de palabra clave: hay las palabras clave head tail que son más genéricos que aportan muchas visitas, pero es más difícil posicionarse, por ejemplo, «agencia creativa». Luego hay las long tail que son términos más específicos que es más asumible posicionarse, pero su volumen de visitas es menor, por ejemplo, «agencia creativa en Sant Esteve».
  • Volumen de visitas: lo ideal es mezclar palabras clave que aporten muchas visitas con otras que sean más específicas, pero que son muy adecuadas para tu web que dará menos visitas pero más cualificadas.
  • Competitividad: por suerte o por desgracia, no eres el único que quiere posicionar su web en ciertas palabras clave. Por eso hay que ser realistas y ver qué términos están más competidos para decidir si intentar posicionar o no.

En el estudio hay que tener en cuenta todos estos factores y seleccionar aquellas palabras clave que aportan más valor a la web.

Profundo análisis del contenido de la web

Una vez hecho un extenso estudio de palabras clave, es hora es integrarlas en el contenido de la web. Hay que hacer un profundo análisis del contenido de la web para ver qué textos se pueden mejorar y ampliar con nuevo contenido que incluya esas palabras clave. Establece que URL son las más importantes y necesitan una optimización más urgente para poder priorizar. Un consejo es no sobrecargar los textos con las palabras clave pues, de hecho, puede ser perjudicial, ya que Google lo verá como un texto muy poco natural y que intentas «engañarlo». Las herramientas más útiles son SeoQuake o Detailed SEO.

Examina todo lo relacionado con los enlaces

Un factor muy relevante en el posicionamiento web es el número de enlaces que apuntan a nuestra web. El apartado de construir una buena estructura de enlaces se llama linkbuilding. Hay de dos tipos:

  • Linkbuilding interno: es una manera de facilitar la navegación de la web y dar importancia a ciertas URL que nos interesen para que tengan más posibilidades de ser visitadas.
  • Linkbuilding externo: son todos aquellos enlaces en sitios de terceros que redirigen a tu web. Es una forma muy valiosa de conseguir autoridad de dominio, ya que cuantas más páginas web enlacen a tu sitio más probable que Google determine que tu web es fiable y valiosa. Eso sí, hay que hacerlo con cabeza, ya que no vale cualquier enlace. Hoy en día, puede ser devastador para el posicionamiento que una página web maliciosa tenga enlaces nuestros o tener un enlace en una web que no tenga nada que ver con el contenido de la nuestra. 

Por eso es tan importante la auditoría SEO identifique todos los enlaces de nuestra web y ver de donde provienen, si hay algún error 404 o son dañinos.

Analiza a tu competencia

Ver y analizar lo que hace tu competencia es una buena manera de comparar tus puntos fuertes y débiles. De tu competencia puedes extraer ideas de palabras clave interesantes, su manera de hacer linkbuilding o su arquitectura web. Eso sí, te puedes inspirar pero nunca copiar de ellos, ya que la duplicidad y el plagio es duramente castigado por Google. De nuevo, se puede confiar en Semrush para ver qué tal le va a la competencia.

En Takara realizamos auditorías SEO para ti →

Sabemos que realizar una auditoría SEO puede ser abrumador con la gran cantidad de aspectos que se deben tener en cuenta, pero eso en Takara ofrecemos ese servicio para que puedas saber exactamente el estado de salud de tu página web. No solo indicaremos todas las métricas indicadas en este artículo, también daremos explicaciones detalladas en cada apartado, detallaremos todas las acciones recomendadas para mejorar el posicionamiento web y unas conclusiones para que quede todo claro. Contacta con nosotros para solicitar este servicio.

Pa'rriba